GIPUZKRÓNIKAS 2000
 

ARANTZAZU, LA PUERTA VERDE

Mal año este 2000. Esta Gipuzkrónika lo cuenta con pelos y señales, y sube en procesión hasta el santuario de Arantzazu para pedir a la patrona esa ansiada paz y tranquilidad. Hay también cambio de obispo que resulta polémico. En realidad Setién siempre ha sido polémico, y Uriarte es bien acogido.

VOLVER

INICIO
VER MÁS TEXTO